Kronosaurus

Un dinosaurio marino que hay que conocer en este mundo de superdepredadores que alguna vez habitaron la Tierra fue el Kronosaurio. Su nombre se refiere al nombre de un titán griego, cronos. Por tanto podemos traducir su nombre como "el reptil titán",  y es que sus dimensiones, son realmente asombrosas.

El doble de grande que una orca, y su cráneo mide 3 metros de largo. Sus dientes era de 10 cm de largos, en forma cónica y de una robustez suficiente como para aguantar las grandes presiones de su mandíbula. El Kronosaurio fue un titán que podía hacer sombra a otros grandes superdepredadores de otras épocas como el Megalodón o el Depredador X. Pesaba 15 toneladas (aunque algunos dicen que menos) y, hace 100 millones de años, era el depredador  rey, el superdepredador del Cretácico que intimidaba a cualquier otro ser vivo.






Pterygotus

Pterygotus, fue uno de los artrópodos más grandes que jamás ha existido.  No solo fue grande, sino que comparado con sus otros congéneres, con otros individuos de la época, era un verdadero titán.

 Imaginaros un escorpión de 3 metros de largo... como un cocodrilo de grande. Pues así era, y sus presas eran otros artrópodos, y numerosos trilobites de 30 o 40 cm de largo y que trituraba con sus fuertes pinzas.
Entre sus presas también se encontraban despistados peces sin boca (succionadores) que eran los primeros vertebrados. Pero digo despistados porque realmente eran difíciles de atrapar. Eran más ágiles y rápidos. El Pterygotus era rápido, pero no podía aguantar mucho con esa velocidad ya que soportaba una enorme y pesada coraza.

Hay que destacar su visión, sus ojos complejos que le permitían detectar presas a largas distancias y cazaba al acecho. Esperaba escondido hasta que su presa se acercaba. Entonces salía y con un rápido movimiento atrapaba a su presa. El Pterygotus fue el superdepredador marino del Silúrico.



Fosa o fossa.

La fauna y la flora de Madagascar es única y síngular. Esta isla se ha visto aislada del gran continente Africano por cientos de kilómetros de océano y, a causa de esto, ha originado sus propias relaciones entre animales diferentes, relaciones de animales endémicos que no podremos encontrar en ningún otro lugar del mundo.

Propio de Madagascar, y muy conocidos, son los lemures, y el superdepredador que los devora se llama fossa o fosa, Cryptoprocta ferox. Que es el protagonista de esta entrada LA FOSSA.

 La fossa es un familiar cercano a la jineta, pero al ser el depredador dominante de la isla y no tener que permanecer a la sombra de otro depredador mayor, ha crecido y su tamaño se ha multiplicado por 5. Con la cola, puede llegar a 1,7 metros de longitu 90 cm de cola y 80 cm de cuerpo, y puede pesar casi 20 kg (la jineta no pesa más de 3 kg).

Aunque su cuerpo haya aumentado,  cualquiera que haya visto una fossa, habrá quedado impresionado por la gran musculatura, la rapidez y la agilidad de este superpredador. Salta por las ramas y corre a gran velocidad. Y cuando un lémur  se ve acechado por la fossa, debe emplearse a fondo sino quiere acabar entre sus fauces.

Este depredador tiene mala fama entre los poblados humanos y se le culpa de matar a gallinas, patos e incluso cerdos. Quizá, solo se defienda de la invasión humana, de la eliminación de su hábitat, pero la verdad es que este animal es muy sociable y en cautividad muestra  gran afecto con las personas con las cuales interactúa.


Arctotherium angustidens

El Arctotherium angustidens es uno de los platos fuertes en este blog. Un animal del que quería hablar, pero que estaba esperando hasta primero hablar del Arctodus (oso bulldog o cara corta) el hasta ahora, el mayor úrsido u oso conocido. En la entrada del Arcotodus, dimos algunos datos sobre las medidas.


El oso blanco o polar pesa como mucho 700 kg.
Miden 2,4 metros de largo.
Altura 1,5 metros.
Velocidad 45 km/h como máximo.

El Arctodus pesaba hasta 900 kg (200 kg más)
Medía 3 metros de largo.
Altura 1,7 metros.
Velocidad estimada 55 km/h

Ahora, leer las medidas del Arctotherium angustidens:

El Arctotherium
pesaba hasta 1700 kg ( 1 tonelada más que el oso polar)
medía 3,5 metros de altura sobre sus patas traseras.
Altura 2 metros
Velocidad unos 40 km/h

Si no te haces una idea.... mira esta imagen:


Del Arctotherium angustidens  se sabe por su dentadura que fue un cazador activo, un cazador de grandes presas, de la megafauna del pleistoceno. Animales como grandes renos, rinocerontes lanudos, jóvenes mastodontes y gliptodontes, etc...

Por su tamaño y su fuerza, ningún animal era capaz de arrebatarle una presa. Pero su fuerza fue su debilidad: debido a los cambios climáticos y a la paulatina extinción de las grandes bestias por otras presas más rápidas y ágiles, el gran superdepredador, fue desapareciendo hasta desaparecer.

El León marsupial o Thylacoleo carnifex

Uno de los superdepredadores más curiosos que podemos encontrar es el león marsupial. Repito el nombre  "León marsupial", una rara combinación, eh? Y por supuesto, como la mayoría de animales marsupiales, se encontraba en Australia. Veamos su nombre taoxonómico Thylacoleo carnifex, que si lo desglosamos, encontramos que significa: thylakos - bolsa, leo - león, y el latín carnifex - asesino, atormentador, carnicero.

Vivió hace 1,5 millón de años has hace aproximadamente 45.000 años (se piensa que pudo encontrarse con nuestros antepasados). Cazaba pequeños y grandes animales. Uno de estos gigantes, que era cazado por el Thylacoleo carnifex era el Diprotodon, que podía llegar a ser tan grande como un hipopótamo. En comparación a las medidas del León marsupial, es como si una leona cazara ella sola un hipopótamo.



Las medidas del Thylacoleo carnifex eran similares a la de una leona. Más robusto. Pdríamos decir que era como una leona con esteroides, como un pitbull gigante. Pesaba más de 150 kg y era veloz y ágil. Poseía una cola larga que utilizaba para cotrarrestar movimientos al correr y saltar sobre su presa. Y uno de los rasgos más característicos de este superpredador australiano era su dentadura. La dentadura del León marsupial evoluciona de un antepasado herbívoro: los incisivos y premolares se hicieron cortantes y pasaron a cumplir la función de capturar y matar las presas. La mandíbula era excepcionalmente robusta y recientemente se ha calculado la presión de su mordida en unos 100 kg, lo que convierte al Thylacoleo en el marsupial con el mordisco más potente en relación a su tamaño que ha existido.



Basilosaurus.

Su nombre quiere decir "reptil rey" y aunque aun no lo habíamos visto, fue sin lugar a dudas, uno de los mayores depredadores de la historia de  los depredadores acuáticos de la prehistoria. Si bien es cierto que no era un Megalodón o un Depredador X, el Basilosaurio fue otro gran depredador a tener en cuenta, tanto, que he decidido ponerlo en este blog de Superdepredadores.

Llegaba a medir hasta 25 metros y unas 30 toneladas de peso y en su época fue el animal más grande, que no era poco. Es un antepasado de las ballenas pero a diferencia de estas, el basilosaurus poseía una mandíbula más prominente con 45 dientes grandes y afilados, diseñados para atrapar y triturar a su presa. Otra diferencia con las demás ballenas fue que no tenía espináculo, y debía sacar la cabeza a la superficie para coger aire.


Al ser un animal tan grande, necesitaba grandes cantidades de alimento para subsistir. Por eso, se encontraba la mayor parte del tiempo cazando entre aguas poco profundas. Para ello utilizaba un agudo sentido de la vista y del oído.Entre sus presas se han encontrado tortugas, tiburones y demás peces y, otros cetáceos más pequeños.

Anomalocaris

Posiblemente, este sea el primer superdepredador de la historia de la Tierra, acuático y terrestre.

  Es el Anomalocaris.


Hablamos de principios del cámbrico, uno de los periodos más antiguos de la historia, una época que tenía muchos artrópodos ( como el mismo Anomalocaris)  y moluscos que apenas superaban los 10 cm  y nunca los 20 cm.

Si comparamos el Animalocaris con los demás animaletes del Cámbrico, este era un gigante. Podía llegar a medir 1 metro de longitud. Seis veces más grande que cualquier bicho que se moviera. Es como si los elefantes actuales fueran carnívoros y cazaran ciervos, cebras, guepardos y...  todo lo demás.

Además esta comparación nos ayuda a hacernos mejor una idea del Anomalocaris. Este, al igual que el elefante, tenía trompa... bueno, dos trompas. Realmente no eran trompas, sino dos tentáculos o brazos característicos recubiertos de afiladas púas que servían para atrapar a su presa y llevarlas a su boca. Al igual que el elefante coge con la trompa a una gacela y se la lleva a la boca.... (mejor dejo de lao la comparación).


Además de esto, el Anomalocaris poseía una visión superior a las demás criaturas existentes, y no solo comparado con animales de esa época (algunos no tenían ojos), sino con animales actuales como nosotros mismos. Un estudios del CSIC de 2011 parecen poder asegurar que el Anomalocaris poseía unos de los ojos compuestos más complejos del mundo animal, sugiriendo que podrían estar formados por más de 30000 celdillas.

Por último, tenía un cuerpo alargado e hidrodinámico, y se movía con una velocidad y una agilidad superior también a otras especies. Quizá, el único defecto era su resistencia y no podía perseguir a su presa durante mucho tiempo... esa fue la característica fatal que le impidió sobrevivir a las cambiantes condiciones del planeta.

Resumiendo, durante el Cámbrico, el Anomalocaris fue el mayor superdepredador y quizá mantuvo su reino más que cualquier superdepreador.


Hainosaurus

En los océanos del cretacico, existían voraces reptiles marinos con cabezas mas grandes que un hombre tumbado y con cuerpos de más de 15 metros de longitud. Un ejemplo de estos grandes reptiles marinos, es el del Hainosaurus, un superpredador de la familia de los mosasaurios que se estimaba en 15 metros de longitud y una cráneo de 1,5 metros. Fue uno de los mayores depredadores marinos que jamás ha existido y pudo rivalizar con otros grandes mosasaurus.
Pero el hiansaurus era un poco más ágil que los mosasaurus, quizá más grácil y más rápido, y se desenvolvía mejor en distancias cortas, pudiendo dar caza a presas más escurridizas.


De hecho, gracias a su cuerpo hidrodinámico era capaz de cazar pterodáctilos (reptiles voladores) cuando pasaban planeando cerca de la superficie o se encontraban reposando flotando a la deriva. Entre sus presas, podemos encontrar: tortugas de caparazones duros, otros mosasaurios, plesiosaurios, cefalópodos como calamares gigantes, tiburones y otros peces.


El Elasmosaurus

¿Es el monstruo del lago Ness (si existe o ha existido) un Elasmosaurus? Podría ser. Este bicho, reptil marino de cuello característicamente largo, era un superdepredador ágil, grácil, rápido que junto con los Mosasaurus y los Liopleurodon, reinaba sobre las demás criaturas acuáticas de los océanos del cretácico.

Podía medir hasta 15 metros y llegaba a pesar casi 9 toneladas. Su cuerpo era aerodinámico y sus dientes eran finos y alargados que, aunque no le permitían romper caparazones, le facilitaba coger escurridizas presas.

Además, hay que tener en cuenta que era un reptil, y podía cazar presas fuera del agua.



El Allosaurus.

No, nunca podré perdonármelo. Me debería haber flagelado por no poner en el blog al Allosaurus y en cambio, escribir sobre otros superdepredadores. El Allosaurus es un SUPER superdepredador.... si existiera ese término. Era un animal que cazaba presas 5 veces más pesadas que ellas. Su proeza sería similar a la de un león cazando un búfalo cafre él solo y siempre que quisiera comer. El Allosaurus (aunque hay varias especies) medía algo menos que un T-Rex, unos casi 10 metros casi 5 toneladas y cazaba a duros Stegosaurus y enormes Diplodocus (que llegan a pesar 16 toneladas).


También se cree que algunos ejemplares pudieron llegar a los 12 metros y 6 toneladas, pero ciertamente, eso no era lo normal.

En fin, el Allosaurus era rápido, ágil, y su cráneo es clasificado como robusto, más que el T-Rex. Esto último quiere decir que una vez mordida su presa, tiraba de ella con toda la fuerza de su cuerpo y su enorme y pesada cabeza le servía de anclaje... algo así como las bolas colgantes de las máquinas de derribos.

Cuando el Allosaurus veia a un Diplodocus, lo espantaba y lo hacía correr. Lo seguía hasta encontrar la parte más vulnerable de este, el cuello, y mordía para no soltar. Tiraba con su cabeza y con sus garras afiladas hacia abajo, derribando así a un enorme y pesado dinosaurio que podía pesar 5 veces su peso.

El problema es que el Allosaurus se especializó en enormes saurios como el Diplodocus y cuando esta megafauna fue escaseando, el Super-superdepredador desapareció y se extinguió.

Os dejo dos vídeo que se ve la caza del Allosaurus.


Brevirostris Pachycrocut

Se dice que el león es el rey de la selva (aunque realmente se encuentre en la sabana), pero cuando hablamos de especies, la cosa no está tan clara. Actualmente en África existen dos especies dominantes, el león y la hiena. Y es cierto que el león sería el vencedor de un combate león vs hiena, pero las hienas son más numerosas y se sabe que cuando existe una proporción de 3 hienas a 1 león generalmente el felino se retira. De hecho, se sabe que es mucho más eficaz la hiena como especie y que mientras el número de leones disminuye y se encuentra en peligro de extinguirse, el de hienas aumenta.

Esta hiena puede pesar 90 kg., una Brevirostris Pachycrocut pesaba hasa 130 kg.
Hace 500.000 años, cuando nuestra especie daba sus primeros pasitos, existía en África una hiena más grande, más fuerte, pesada, y con una mordedura aun más potente. Se llamaba Brevirostris Pachycrocuta o Hiena Gigante y solo una hiena gigante podía hacer frente a un león actual.

Junto con esta hiena superdepredada, habían felinos mayores a los actuales, parientes de la Pantera Atrox, dientes de sable y de un tamaño mayor. Estas dos especies luchaban entre sí por situarse en la cima de la cadena trófica y fue la desaparición de la megafauna la que acabó con las dos... aunque curiosamente, la especie que más resistió fue la Hiena Gigante.

Llegó a pesar 130 kg, mordía más fuerte que los felinos actuales y pasados, con una altura de más de 1 metro y resistente hasta agotar a sus presas,  Brevirostris Pachycrocuta obtuvo, de forma intermitente, el título de depredador supremo de África hace 1.000.000 de años.

Sarcosuchus imperator

El Sarcosuchus imperator no tenía que envidiarle nada al Deinosuchus . Un superdepredador acuático de 15 metros y de hasta 10 toneladas.

Vivió en el Cretácico, hace unos 110 millones de años. Y durante esa época, fue el superdepredador en su medio: lagos, ríos, y grandes charcas donde poder guarecerse hasta que su presa se acerca a beber... como hacen los actuales cocodrilos.

Una característica de este gran cocodrilo fue su alargada cabeza que podía llegar a medir hasta 1,8 metros de largo. Su forma le proporcionaba agilidad y velocidad dentro del agua y cazaba peces de gran tamaño con el menor esfuerzo. Pero no solo cazaba peces, cualquier animal que se acercara a beber, aunque se tratara de fuertes dinosaurios podían acabar siendo presa de este superdepredador.


 Actualmente los científicos creen que la dieta a base de peces era más común en los ejemplares jóvenes, mientras que los adultos, si bien no abandonaban este tipo de alimentación, enfocaban más sus ataques hacia los grandes dinosaurios que se acercaban al agua a beber. Estudiando a diversas especies de cocodrilos, se logró suponer que esta especie podía ejercer con sus mandíbulas una fuerza de más de 8 toneladas al morder.


Spinosaurus, el superpredador de superpredadores.

Literalmente, en Wiki pone: el Spinosaurus pudo ser el más grande de todos los dinosaurios carnívoros, todavía más grande que el Tyrannosaurus rex y el Giganotosaurus. Si bien es cierto que no era tan robusto, el Spinosaurus pudo llegar a pesar el doble que un T-Rex de tamaño medio. Y si el Giganotosaurus llegó a las 13 toneladas, el Spino pudo alcanzar las 20.

Fue el dinosaurio más grande y voraz de toda la historia, pudo ser además un cazador marino y de hecho su cráneo era alargado similar al cocodrilo actual (que es casualmente el animal con la mordedura más potente de todos los vivos).

En una discusión de la web http://www.animalesprehistoricos.com que se enfrentaban el   T-Rex  vs el Spinosaurus, y después de mucho debatir, se ha llegado a la conclusión de que fue el Spinosaurio el vencedor.

No solo poseía un cráneo enorme y fuerte, además era ágil, con garras enormes y con patas delanteras que le servían tanto para desplazarse de forma rápida, pero también para atrapar a su presa. Medía hasta 18 metros y poseía una espina dorsal en forma de vela... aunque no esta clara su función.

Si me preguntaran diré que el Spinosaurus fue el superdepredador de superpredadores.








Brontornis burmeisteri.

Normalmente son pocas las aves que entran en el grupo de SUPERDEPREDADORES, pero esta ave, no voladora fue uno de los cazadores más temibles de su tiempo.


Su nombre es Brontornis burmeisteri y es cercana a las más conocidas AVES DEL TERROR. Tenían una altura de casi 3 metros y su peso podía llegar a los 500 kg. Poseía unas patas muy fuertes, capaces de  con un simple zarpazo, desgarrar las pieles de sus presas, por muy gruesas o protegidas que estuviesen. Mantenía a su presa con sus fuertes patas y con un pico oseo y  duro de medio metro y soportado por un robusto cuello, golpeaban hasta matar a su víctima.

Nada, ni nadie, podría hacerle frente e incluso en entre los desafortunados animales que entraban en su dieta podemos encontrar otros depredadores de gran tamaño.

El gran tiburón blanco.

Este es el superpredador por antonomasia que todo el mundo conoce. El gran tiburon blanco, cuyo nombre científico es Carcharodon carcharias que quiere decir "diente afilado", es un descendiente directo del superpredador de la historia: el Megalodón.
No hace falta hablar mucho de el, quizás, saber que puede llegar a medir 10 metros y pesar hasta 3 toneladas, que en Cuba se le conoce como "el devorador de hombres" y que únicamente las orcas son capaces de plantarles cara... pero solo a ejemplares jóvenes.


Veamos algunas imágenes de este maravilloso superdepredador.





LIOPLEURODON

El Liopleurodon, es el género de unos monstruos marinos que en la escala de depredadores se situaba al mismo nivel que el otro titánico carnicero marinoMegalodón. Es posiblemente el nº 1 o como mucho el 2 en la lista de superpredadores. Sus dimensiones son terroríficas:

Algunos expertos estiman que pudo llegar a 25 metros.
Pudo llegar a superar las 100 toneladas
Su cráneo media 3 metros
Sus dientes 30 cm (afiladísimos).
La especie mayor fue L. ferox.

El Liopleurodon fue un gran nadador, un ágil depredador marino que daba caza a todo aquello que se le pusiera al alcance. El registro fósil conserva restos de las víctimas del Liopleurodon: tiburones, calamares gigantes y hasta otros reptiles marinos, como los ictiosaurios.

Vivió en una época anterior al Megalodón  pero, si hubieran vivido en la misma época, hubieran pasado dos cosas: o se habrían matado entre sí o, ninguno de los dos se hubiera atrevido a meterse con el otro.


Megalania Prisca, un dragón gigante.

 Este superpredador fue lo más parecido a un Dragón de Komodo actual, en apariencia era similar, pero sus dimensiones eran "algo" mayores... 4 veces más.
Creo pues, que la mejor manera de hacerse una idea de como era este superpredador es comparar a los dos: el Dragón de Komodo por una parte y el Megalania Prisca por otra.

DRAGÓN DE KOMODO

¿Dónde vive? Indonesia
Longitud: 3 metros.
Peso: Hasta 150 kg
Longitud del cráneo: 0.35 metros


MEGALANIA PRISCA

¿Dónde vivió? Australia hace 40.000 años
Longitud:  Hasta 8 metros.
Peso: Casi 2.000 kg
Longitud del cráneo: 0.80 metros.

El nombre Megalania Prisca quiere decir carnicero gigante milenario y su nombre le hace justicia ya que pudo cazar enormes marsupiales como el Wombat Gigante de 2500 kg o Canguros gigantes prehistóricos que aunque veloces, podían ser capturados por este rápido superpredador. Aparte, con una simple mordida venenosa era suficiente para acabar con la vida de sus presas. Otro rasgo de su mordedura era que los dientes eran afilados, grandes y hacia dentro, esto se traduce en que, una vez mordía, no soltaba y, si la presa quería escapar, debía sacrificar una sus extremidades.

Vivió hasta hace pocos años y se las tuvo que ver con otro depredador marsupial, el león marsupial o Thylacoleo carnifex y sobre todo, con el que le derrotó, el hombre.

Información extraída de : http://animalesprehistorios.blogspot.com/

El lobo gigante.

Actualmente, el lobo es considerado un superpredador que junto con el puma o el oso (y otros) copan la cadena trófica con éxito y reina sobre todas sus presas, herbívoros grandes y fuertes. El caso es que su éxito como depredador ha sido tan acertada que el único animal que ha podido con él, ha sido desgraciadamente, el hombre.

Lo mismo sucedió con el lobo gigante. Se convirtió en el vencedor de los superdepredadores. Pudo pelear sus presas con peligrosas Aves del Terror, Osos Cara Corta y Oso de las Cavernas, incluso con el famoso Felino Dientes de Sable o León Cavernario.

Más robusto, más pesado, más fuerte y con una mordedura más potente que cualquiera de las especies actuales de lobos. El lobo gigante pudo cazar enormes piezas: megaceros, bisontes de 1500 kg y uros de 1000 kg, caballos prehistóricos y perezosos gigantes.

Este vídeo recopilatorio está muy bien. Os recomiendo verlo para haceros una idea de cómo era el LOBO GIGANTE.




Ortocono.

Poco se sabe de este superdepredador marino. Y es que vivió hace muuuuuchos años, mejor dicho, muuuuuuchos millones de años: en el Ordovícico (entre 500-450 m.a.). Era un superpredador de 10 metros de largo, como un autobus, o casi como el actual calamar gigante (enlace). Cierto es que actualmente el calamar gigante es cazado por el (aparte del hombre) por cachalotes. Pero en la época del Ortocono, los animales más grandes no superaban los dos metros de longitud.  Es como si la especie más grande fuera un gato y el ortocono fuera un león.

Fue un molusco reinante con grandes tentáculo y una concha que podía llegar a 5 metros de longitud. Pesaba hasta 5 toneladas y pocos animales escapaban de sus tentáculos. Gracias a eso vivió durante 50 millones de años y durante ese tiempo ninguna especie pudo crecer y hacerle frente a este superpredador.