Basilosaurus.

Su nombre quiere decir "reptil rey" y aunque aun no lo habíamos visto, fue sin lugar a dudas, uno de los mayores depredadores de la historia de  los depredadores acuáticos de la prehistoria. Si bien es cierto que no era un Megalodón o un Depredador X, el Basilosaurio fue otro gran depredador a tener en cuenta, tanto, que he decidido ponerlo en este blog de Superdepredadores.

Llegaba a medir hasta 25 metros y unas 30 toneladas de peso y en su época fue el animal más grande, que no era poco. Es un antepasado de las ballenas pero a diferencia de estas, el basilosaurus poseía una mandíbula más prominente con 45 dientes grandes y afilados, diseñados para atrapar y triturar a su presa. Otra diferencia con las demás ballenas fue que no tenía espináculo, y debía sacar la cabeza a la superficie para coger aire.


Al ser un animal tan grande, necesitaba grandes cantidades de alimento para subsistir. Por eso, se encontraba la mayor parte del tiempo cazando entre aguas poco profundas. Para ello utilizaba un agudo sentido de la vista y del oído.Entre sus presas se han encontrado tortugas, tiburones y demás peces y, otros cetáceos más pequeños.