El León marsupial o Thylacoleo carnifex

Uno de los superdepredadores más curiosos que podemos encontrar es el león marsupial. Repito el nombre  "León marsupial", una rara combinación, eh? Y por supuesto, como la mayoría de animales marsupiales, se encontraba en Australia. Veamos su nombre taoxonómico Thylacoleo carnifex, que si lo desglosamos, encontramos que significa: thylakos - bolsa, leo - león, y el latín carnifex - asesino, atormentador, carnicero.

Vivió hace 1,5 millón de años has hace aproximadamente 45.000 años (se piensa que pudo encontrarse con nuestros antepasados). Cazaba pequeños y grandes animales. Uno de estos gigantes, que era cazado por el Thylacoleo carnifex era el Diprotodon, que podía llegar a ser tan grande como un hipopótamo. En comparación a las medidas del León marsupial, es como si una leona cazara ella sola un hipopótamo.



Las medidas del Thylacoleo carnifex eran similares a la de una leona. Más robusto. Pdríamos decir que era como una leona con esteroides, como un pitbull gigante. Pesaba más de 150 kg y era veloz y ágil. Poseía una cola larga que utilizaba para cotrarrestar movimientos al correr y saltar sobre su presa. Y uno de los rasgos más característicos de este superpredador australiano era su dentadura. La dentadura del León marsupial evoluciona de un antepasado herbívoro: los incisivos y premolares se hicieron cortantes y pasaron a cumplir la función de capturar y matar las presas. La mandíbula era excepcionalmente robusta y recientemente se ha calculado la presión de su mordida en unos 100 kg, lo que convierte al Thylacoleo en el marsupial con el mordisco más potente en relación a su tamaño que ha existido.